ETAPAS Y EQUIPOS DEL PROCESO.

Recepción de las pieles. Las pieles llegan a la fábrica frescas o saladas. Cuando llegan frescas, o sea, recién separados de la res, si existe la disponibilidad pasan inmediatamente a la siguiente etapa; en caso contrario, deben ser saladas para su conservación con una mezcla de sal de mar y bicarbonato de sodio. Finalmente se seleccionan y se apilan completamente extendidos.

Diagrama

Recorte de colas. El cuero viene con la cola, la cual no es de utilidad en el proceso. Estas colas son ricas en colágeno, lo cual les permite ser utilizadas, en vez de desechadas, como se verá mas adelante. Este procedimiento se realiza en forma manual por operarios llamados "descarnadores", que además de cortar las colas, separan pequeñas carnosidades que vienen con la piel.

Diagrama

Lavado. Consiste en la entrada y salida de agua sin químicos del tambor donde se han echado las pieles, con el fin de eliminar agentes tales como estiércol, sangre, barro, sal, etc. Para este lavado, las pieles se trasladan a "bombos" o fulones destinados para esta parte del proceso. Los bombos son tambores ranurados, los cuales poseen un eje hueco en su parte central. El lavado puede realizarse también en tinas, agitadas por medio de paletas, que giran entre 10 y 15 r.p.m.

Diagrama

Remojo. Con esta operación se busca devolver a la piel su estado de hinchamiento natural. Se puede realizar en menor tiempo por medio de un acelerador de humectación y bacteriostático. Cuando los cueros son frescos, se elimina esta operación. Como agentes ablandadores se suelen utilizar sulfuro de sodio, polisulfuro de sodio o carbonato de sodio. El tiempo empleado en las operaciones de lavado y remojo es de aproximadamente 18 horas.

Diagrama

Pelambre y encalado. Esta etapa tiene como finalidad la remoción del pelo y de la epidermis, un ablandamiento de las fibras del colágeno y saponificación parcial de la grasa natural que contiene la piel. La operación de pelambre se puede realizar en fulones, agregando una solución de sulfuro de sodio y agitando, durante un período de 24 horas. Es importante anotar que el uso de cal y sulfuro de sodio, destruyen el pelo, sueltan algo de carne y producen hinchamiento de las fibras colagénicas, producto de la formación de proteinatos. También existen métodos de depilación que no destruyen el pelo.

El encalado es la adición al baño (agua) de cal apagada. La concentración de la cal en solución es aproximadamente 10-12 %, dependiendo del lote. La temperatura óptima para realizar esta operación es de 21oC , pero muchos curtidores prefieren temperaturas más bajas (entre 10 y 15 oC ). En cuanto a la temperatura existe una limitación, ya que ésta no debe pasar de 27 oC, ya que podría reaccionar la cal con las fibras de colágeno de la piel, perdiéndose material útil para producción de cuero.

Diagrama

Descarnado y recorte. Esta es una operación mecánica que reciben las pieles con el fin de eliminar las carnosidades, la grasa y los trozos de piel deteriorada. Se realiza en una máquina descarnadora. Este artefacto posee unas cuchillas en espiral, que separan el tejido adiposo y los restos de músculo, dejando la superficie de la piel limpia y uniforme.

Diagrama

Dividido. Se realiza en una máquina divididora y consiste en separar la piel en toda su extensión en dos capas paralelas: la capa donde iba pegado el pelo, que se denomina "flor", la capa que tiene un lado de donde se adhería la carne de la res que se denomina "carnaza". La flor es la sustancia formadora de cuero, mientras que la carnaza se emplea en la producción de suelas y la manufactura de juguetes para perro.

Diagrama

Desencalado y Purga. En esta etapa se elimina la alcalinidad producida por la cal utilizada en el pelambre, debido a que la curtición se debe hacer a un pH bajo. Antes de comenzar la operación de desencale en el bombo, los cueros se pesan para establecer proporciones en los productos químicos a emplear.

Diagrama

Piquelado. Con esta operación se busca la acidulación de las pieles, antes de llevarse a cabo la curtición con cromo, a un pH determinado, para disminuir la astringencia de los mismos curtientes y preservar las pieles sin curtir, durante mayor tiempo. Para esto se emplean generalmente ácido sulfúrico, ácido fórmico, cloruro de sodio y formiato de sodio.

Diagrama

Curtición. Esta operación se lleva a cabo con dos fines principales: impedir la putrefacción del cuero y mejorar su apariencia y propiedades físicas, asegurando la estabilidad química y biológica del mismo. Este proceso puede efectuarse utilizando curtientes vegetales o sales de cromo; sin embargo, existen otros curtientes tales como alumbre, circonio, formaldeido y otros compuestos de tipo sintético tales como melanina-úrea, estireno y anhídrido maléico. El curtido vegetal, se aplica en particular a las pieles de los bovinos destinadas a la producción de cueros para suelas de calzado. El curtido mineral se aplica cuando se desea obtener cueros finos, muy flexibles, delgados y suaves.

Diagrama

Escurrido. Después del curtido, el cuero se deja reposar para que el curtiente se fije mejor y para que se deshidrate hasta cierto punto. Este procedimiento se realiza en caballetes, apilando las pieles durante el tiempo que requieran, dependiendo de la humedad con que lleguen a esta etapa. Luego se llevan los cueros a un escurrido más exigente en una máquina escurridora, la cual posee un par de rodillos que giran a gran velocidad. Se elimina un 50 - 80% de la humedad mediante esta operación.

Diagrama

Rebajado. Se hace en una máquina rebajadora, con el fin de obtener un calibre uniforme deseado. En esta etapa obtenemos un subproducto denominado "rebajadora", que se puede utilizar como materia prima para la elaboración de planchas de fibra de cuero.

Diagrama

Recurtido, Teñido y Engrase. Estas 3 operaciones se realizan secuencialmente después del rebajado en un mismo tambor. Los cueros antes de ser echados al bombo deben ser pesados; de esta observación, depende la cantidad de químicos empleados. Preliminar a estas etapas se lleva a cabo el blanqueo, el cual se hace con un ácido o blanqueador con el fin de dar al cuero un aspecto natural y uniforme.

Diagrama

Acabado. En esta etapa se le da al cuero su apariencia final; de ahí la importancia de esta etapa, pues es la que le dará el valor comercial al producto. El acabado se inicia con un secado en equipos diseñados para tal propósito; estos equipos constan de una lámina a 70 oC, la cual tiene un sistema de vacío, el cual provoca la evaporación del agua contenida en el cuero, a una temperatura menor que la normal.

Diagrama

Regresar a Proceso de Producción